Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

MIGRAÑAS

La migraña o jaqueca es una enfermedad crónica, de causa no conocida que se manifiesta por crisis o ataques repetitivos de cefaleas (dolor de cabeza), que suelen tener unas ciertas características:
Duración entre 4 y 72 horas, tipo de dolor pulsátil, náuseas, fotofobia (molestia a la luz) y fonofobia (molestia al ruido) o empeoramiento con la actividad física.
No todos los dolores de cabeza son migrañas, ni todas las migrañas cursan con dolores de cabeza aunque ésta es una de las formas más comunes de dolor.
El dolor que la produce se debe a una dilatación de las arterias situadas en el cráneo.
Aunque la migraña puede iniciarse a cualquier edad, generalmente empieza en personas entre 10 y 30 años de edad. Puede desaparecer después de los 50 y es más frecuente en mujeres que en varones.


Tipos de jaquecas y sus síntomas.

La jaqueca sin aura o migraña común.

El dolor de cabeza comienza en un solo lado de la cabeza pero después se expande. El dolor es "palpitante" de intensidad moderado- intenso y se aumenta con el movimiento.

Es un ataque típico de jaqueca que suele cursar con náuseas, vómitos, y molestias intensas con la luz.

Duran 4 a 72 horas.

Hay una historia de previa de ataques similares y no hay evidencia de enfermedad orgánica. Suponen el 80% de las jaquecas.

La jaqueca con aura o migraña clásica.

Se piensa que está ocasionada por la dilatación de los vasos sanguíneos de la cabeza que estimulan las terminaciones nerviosas que ocasionan el dolor.

En un ataque típico suele cursar con un "aura" antes de que el dolor de cabeza comience. Este aura es un "aviso" que puede ocurrir desde varias horas a 2 días antes del inicio del dolor de cabeza y dura menos de 60 minutos, dejando el paso al propio dolor de cabeza. Presenta síntomas normales asociados, náuseas, vómitos, y molestias intensas con la luz.

Suelen durar entre 8 y 12 horas.

El aura visual es muy común en la jaqueca y tiene dos formas:

  • Un área de pérdida visual
  • Presencia de brillos en zig-zag.”Chiribitas”

Tratamiento de las migrañas

Aunque todas las migrañas están asociadas con el dolor, difieren en su severidad y su frecuencia. Por ello es necesario crear un tratamiento a medida que atienda las necesidades individuales de cada enfermo, pero en general resaltamos:

Mantenerse en reposo sin ruidos en un lugar oscuro.

Poner compresas de agua fría y caliente, alternando, en la frente y base del cuello.

Realizar masajes en cuello y nuca.

Tomar la medicación prescrita por tu médico.

Darse un baño de agua tibia.


Prevención de migrañas

Prevenir las migrañas es muy importante, tanto o más que el propio tratamiento. Dado que muchas de las causas que producen las cefaleas o migrañas son conocidas, pueden evitarse fácilmente, mediante ciertos consejos:
Beber abundante cantidad de agua cada día.
Hacer ejercicio regularmente.
Evitar cualquier alimento
Evitar situaciones de estrés.
Dormir las horas correctas cada día.
Evitar la ingesta de alcohol y el tabaco.
Evita los alimentos conocidos que lo agraven.
Si has observado que algunos alimentos parecen desencadenar las migrañas, elimínalos de tu dieta o al menos limita su consumo.

  • Sigue una dieta saludable y bien balanceada de frutas, verduras, granos enteros y proteínas de calidad.
  • Consume alimentos ricos en magnesio ya que relajan los vasos sanguíneos y garantizan la función apropiada de las células.
  • El pescado graso puede prevenir las migrañas.
  • No te salte comidas, especialmente el desayuno.

 

Evita la cafeína.

Controla la exposición a estímulos intensos.
 
Las luces brillantes o parpadeantes en ocasiones pueden precipitar las migrañas.
 
Descansa periódicamente tus ojos al ver televisión o usar el ordenador.
 
Los estímulos no-visuales, tales como olores fuertes, también pueden precipitar las migrañas en algunas personas.

Realiza ejercicio y mantén una postura correcta de la espalda. 


Causas

Las causas desencadenantes son difíciles de identificar y diferentes en cada persona, pero las más frecuentes son:

  • Herencia.
  • Edad: En la infancia la migraña se presenta por igual en niños y niñas. A partir de la pubertad y debido a los cambios hormonales, se dispara la incidencia de migraña en las mujeres.
  • Estrés y ansiedad.
  • Hormonas: Lo más frecuente es padecer una o dos crisis al mes, fundamentalmente en la época de primavera y otoño.,

El embarazo, sin embargo, suele mejorar transitoriamente la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente cuando desaparece la menstruación (menopausia).

  • Ingestión de alcohol y dieta.
  • Falta o exceso de sueño.
  • Factores medioambientales: El tiempo o los cambios de temperatura, las luces deslumbrantes o las fluorescentes, las pantallas de ordenador, los fuertes olores y las elevadas altitudes.


Las migrañas en niñ@s.
Antes de la pubertad no hay diferencias entre la cantidad de niños y niñas que padecen dolor de cabeza pero tras esta fase de la vida la migraña es mucho más común en las chicas adolescentes. En algunas ocasiones finalizan en la adolescencia, pero pueden volver cuando se alcanza la edad adulta.

Los niños más pequeños suelen sufrir migrañas en las dos partes de la cabeza, mientras que los mayores suelen sentirlo en una parte sólo. Afortunadamente los ataques son más cortos en los niños que en los adultos. Los síntomas relacionados más comunes en los niños son la náusea y los vómitos, la diarrea un aumento de la necesidad de orinar, sudores, sed, e hinchazón.
Las "auras" visuales no son tan comunes en los niños como en los adultos. Frecuentemente los dolores de cabeza provocados por la migraña se atenúan en un año, incluso sin tratamiento.

Al igual que en los adultos, hay que identificar y evitar los factores que provocan las crisis o las potencian.

 

 

Fuentes de información.

Octubre 2012



Recomendar esta página en: