Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

CONSEJOS HIPERTIROIDISMO

La glándula tiroides es una glándula endocrina, situada justo debajo de la manzana de Adán, con forma de mariposa, junto al cartílago tiroides y sobre la tráquea. Cumple una función muy importante dentro de nuestro organismo: regula el metabolismo del cuerpo. También es productora de proteínas y regula la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas.

Por lo tanto, un mal funcionamiento de esta glándula dará lugar a diversos problemas que necesitaran tratamiento.

La glándula tiroides produce unos compuestos hormonales que tienen una característica única en el organismo y es que en su composición entra el yodo. Y esto es un hecho muy importante, porque si el organismo no dispone de yodo, el tiroides no puede producir hormonas.

También hay que considerar que incluidas en el tiroides, en su cara posterior, están unas pequeñas glándulas que participan en el metabolismo del calcio y que son las paratiroides. Hay cuatro paratiroides, dos en cada lado, y el cirujano cuando hace una hemitiroidectomía (extirpación parcial de la glándula tiroides) o una tiroidectomía total tiende a respetarla.

Las dos alteraciones más frecuentes en su funcionamiento son:

EL HIPERTIROIDISMO Y EL HIPOTIROIDISMO.



EL HIPERTIROIDISMO.

El hipertiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides libera demasiada cantidad de sus hormonas en un período de tiempo corto (aguda) o largo (crónica). Este problema puede ser ocasionado por muchas enfermedades y afecciones, como:

  • Recibir demasiado yodo.
  • Enfermedad de Graves Basedow o bocio (representa la mayoría de los casos de hipertiroidismo: 85%).
  • Inflamación de la tiroides debido a infecciones virales u otras causas (tiroiditis).
  • Tumores no cancerosos de la glándula tiroidea o de la hipófisis.
  • Tomar grandes cantidades de hormona tiroidea.
  • Tumores de los testículos o de los ovarios.


Síntomas:

Los síntomas de hipertiroidismo pueden variar en función de la edad de la persona afectada.

Los jóvenes muestran: un aumento en la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, ritmo cardíaco irregular, extrema sudoración, temblores, nerviosismo, ansiedad, insomnio, aumento del apetito y pérdida de peso.

Las personas mayores muestran: debilidad muscular, somnolencia, confusión, abatimiento y depresión.

Otros síntomas externos de hipertiroidismo son los ojos saltones y el bocio, que aparece por el aumento de tamaño de la glándula tiroides.
Otros síntomas:

  • Sensibilidad al calor.
  • Adelgazamiento de la piel.
  • Sensación de calor.
  • Cabello fino y quebradizo.
  • Problemas de la vista.
  • Irregularidad menstrual.
  • Frecuentes evacuaciones intestinales.

Tratamiento:

 

Existen varios tratamientos para el hipertiroidismo dependiendo de la edad, el estado físico, la causa y la gravedad:

  • Yodo radiactivo. El yodo radiactivo se toma por boca. Se introduce en el torrente sanguíneo y es absorbido por las células tiroideas hiperactivas. El yodo radiactivo hace que el nivel de hormona tiroidea en el cuerpo disminuya. Por lo general, los síntomas disminuyen en 3 a 6 meses y el resultado final es la actividad tiroidea baja permanente (hipotiroidismo), pero puede tratarse con suplementos para la glándula tiroides.
  • Medicamento contra la glándula tiroides. Estos fármacos tratan el hipertiroidismo obstruyendo la capacidad de la tiroides de producir hormonas. Los síntomas comienzan a mejorar en 6 a 12 semanas pero, por lo general, el tratamiento continúa durante, al menos, un año.
  • Cirugía. El hipertiroidismo puede tratarse con una cirugía (tiroidectomía), en la que se extrae la mayor parte de la glándula tiroides. Después de la cirugía, es probable que desarrolle hipotiroidismo, después deberá tomar un suplemento de hormona tiroidea para restaurar los niveles hormonales al nivel normal.
  • Betabloqueantes. Independientemente del tratamiento que use, su médico puede recetarle un fármaco betabloqueante para enlentecer su frecuencia cardíaca y reducir las palpitaciones, los temblores y el nerviosismo hasta que sus niveles de tiroides estén más cerca de lo normal.

 

 

Fuentes de información.

Octubre 2012



Recomendar esta página en: