Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

CÓLICO DEL LACTANTE

 

 

Centro Médico Ssysna

Especialistas en tratamiento del cólico del lactante.

Talavera de la Reina.(Toledo)

Tfno.925 680 720

www.ssysna.es

 

Más información en www.colicolactantetalavera.es

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente.

La definición más extendida de los cólicos del lactante los describe como episodios de llanto intenso y vigoroso al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos tres semanas en un bebé sano y bien alimentado.

La causa exacta de los cólicos del lactante todavía se desconoce, aunque se piensa que no es única, sino que existen múltiples factores implicados.

Signos y síntomas.

Las crisis de llanto son descritas como ataques abruptos, de gran intensidad, que aparecen al final del día. Los bebés adoptan una posición característica, flexionando los muslos sobre el abdomen, apretando los puños, con la cara enrojecida y el abdomen tenso.

Estos episodios pueden durar minutos u horas.

En los periodos entre las crisis están completamente asintomáticos y sonrientes, y durante su seguimiento los afectados comen y suben de peso normalmente.

Cuidados

Su pediatra le ayudará a descartar que el llanto se deba a otro tipo de problemas o a alguna enfermedad.

Un tratamiento muy eficaz es la osteopatía craneosacral para bebés.


Podemos seguir una serie de pasos para intentar tranquilizar al bebe:

  • Tras comprobar que el bebé está limpio y no tiene hambre tomar al niño en brazos para reconfortarlo, buscando la posición en la que se encuentre más tranquilo (boca arriba o abajo, horizontal o vertical, con los brazos o sobre su pecho, etc.) intentando transmitirle tranquilidad.
  • Un suave masaje en la espalda o en el abdomen puede ayudar. Si se calma así no tenga miedo a malcriarlo, pues es natural que un lactante pequeño busque el contacto con sus padres y eso no impedirá que después se haga más independiente.
  • Algunos se encuentran más a gusto envueltos en una manta y en contacto estrecho con su cuidador, mientras que otros prefieren estar más libres.
  • A veces el llanto se calma meciéndolo suavemente, columpiándolo en una hamaca o dando un paseo en su cochecito o en automóvil.
  • Si el bebé hace las tomas con mucha rapidez o ansiedad es posible que trague mucho aire. Para ayudarle a eliminar los gases recuerde sujetarlo unos minutos después de la toma en posición vertical para que pueda expulsarlos eructando. Si toma leche materna, es importante asegurarse de que el bebé vacíe bien un pecho antes de cambiarlo al otro, pues la leche que sale al vaciar por completo el pecho es más rica en grasa y energía, por lo que sacia mejor el hambre.

 Prevención

 En cuanto a la prevención,  podemos decir que:

  • Para criar un bebé es imprescindible la paciencia y un ambiente familiar tranquilo y relajado.
  • Si le das el pecho a tu bebé, puedes probar a tomarte una infusión de hinojo, eneldo y anís después de las comidas, éstas pasarán a través de la leche materna a tu bebé y le ayudará a prevenir los cólicos.
  • Si tu pequeño ya es algo más mayorcito recuerda que ciertas verduras como las coles, la cebolla y el repollo y las harinas y cereales integrales producen gases y por tanto favorecen la aparición de cólicos.
  • Recuerda que, sea cual sea la edad de tu bebé, es conveniente que éste permanezca erguido en lugar de recostado mientras come, que eructe después de comer y que se eche la siesta del costado derecho.
  • La sobrealimentación siempre resulta perjudicial.

Recuerda: si tu hijo llora todos los días después de comer, o llora desconsoladamente tras haber introducido en su dieta algún alimento nuevo, puede tratarse de un cólico o también pueden ser una consecuencia ante una alergia o una intolerancia alimentaria, consulta con tu pediatra.





Que hacer para calmar su dolor.

Existen posiciones en las que puedes poner al bebé y alternarlo con diferentes técnicas de masaje que alivian el estreñimiento y favorecen la expulsión de gases.

 

POSICIÓNES.

  • La madre coloca su antebrazo contra su cintura y lo usa como una silla donde sienta al bebé, sosteniéndolo contra ella con su otra mano. Esta posición hace que los músculos de las nalgas se abran dejando pasar el gas más fácilmente. La madre sostiene al bebé en su cadera, mirando hacia fuera.




  • Coloque el abdomen del bebé sobre su antebrazo, su cabecita en el ángulo anterior del codo y su mano sosteniendo su pierna. Apoye su muñeca contra el abdomen del bebé, haciendo presión para que salga el gas.
  • Si el bebé se muestra incómodo con la presión en su abdomen, la madre puede utilizar la misma posición básica, pero colocando la muñeca en un costado del abdomen para que éste quede libre. Ambas posiciones pueden combinarse con masaje en la espalda y un "vuelo" del bebé como un avioncillo.

TÉCNICAS DE MASAJE

  •  Ilove You (ILU)La madre coloca al bebé sobre su espalda, en el suelo o sobre una cama, con su cabecita cerca de ella y los pies alejados. Primero, masajea el costado izquierdo del bebé, desde la cintura hasta la ingle, tres o cuatro veces (I). Luego masajea desde el lado derecho de su cadera, hasta el lado izquierdo y bajando hasta su ingle izquierda, tres o cuatro veces (L). Finalmente, masajea al bebé desde su ingle derecha hacia su cadera, atraviesa la cintura y baja hasta la ingle izquierda, tres o cuatro veces (U). Este masaje sigue la ondulación natural de los intestinos del bebé. Hacer este masaje progresivamente en las tres secciones anotadas, hace que el gas vaya siendo expulsado gradualmente y no cause dolor.

EL MOLINO.

Desliza la parte exterior de las manos sobre la tripita del bebé, una tras otra, como si fueran paletas y estuvieras recogiendo arena hacia ti.

Levanta sus piernas con una mano y sujeta los tobillos.

CAMINANDO.Haz como si caminases por la tripita del bebé con la punta de los dedos, de izquierda a derecha.

Fecha Ultima revisión: Noviembre 2012

Fuentes de información.