Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

QUE HACER SI.......

 

Reacción local tras vacunación.

Fiebre tras la vacunación.

Convulsión febril.

Chichón.

Vómitos.

 EL BEBÉ TIENE UNA REACCIÓN LOCAL TRAS LA VACUNACIÓN.


Algunas veces pueden aparecer en el punto de inyección signos de inflamación (enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor). En estos casos no se preocupe, es una reacción normal. Puede ponerle paños mojados en agua fría.


También puede notar, pasados unos días, un bultito algo doloroso en la zona de la inyección. En estos casos no se preocupe, desaparecerá solo. Se recomienda no tocarlo poner calor local y despues masajearlo suavemente con crema hidratante.

Recuerde: el dia de la vacunación: FRIO, pasadas 24h : CALOR.

 

FIEBRE TRAS LA VACUNACIÓN.


Vigile al niño tras la vacunación (7-10 días para la vacuna de la Triple Vírica y los 2 días siguientes para el resto de vacunas).


Si observa un aumento de la temperatura, póngale el termómetro y si tiene fiebre (38-38.5 ºC o más) administrar antitermico y consultar a su pediatra.


No debe abrigar al niño.


Ofrézcale abundantes líquidos; puede bañarle en agua tibia.


 

CONVULSIÓN FEBRIL.

Las convulsiones febriles suelen remitir espontáneamente a partir de los 6 años de edad en la mayor parte de los casos.

¿Cómo reconocer una convulsión?
Puede que ocurra mientras juega y puede que haya estado durmiendo y se levante inquieto. Puede ser que previamente haya estado algo febril. De pronto se quedará rígido y los músculos de las piernas y el tronco se relajarán y contraerán alternativamente, afectando a todo el cuerpo o solo a las extremidades.

¿Qué hacer con un niño que tiene convulsiones?

 

Evitar todo golpe con los objetos de alrededor y evitar la mordedura de la lengua. Esto se puede evitar colocando entre los dientes un objeto no excesivamente duro, por ejemplo, una cuchara forrada con un pañuelo.

No intentar sujetarle los miembros.

Situar al niño un poco inclinado y de costado para que la lengua no le cierre las vías aéreas y para que no aspire material del estómago hacia el pulmón.

Evitar si es posible todo tipo de gritos, excitaciones, conversaciones en voz alta, luz intensa, etc., ya que puede irritar todavía más el cerebro del niño.

No introducirle en un baño de agua fría.

Evitar darle nada por la boca, ya que se corre el riesgo de aspiración.

En estos dramáticos momentos es fácil perder la calma aunque una convulsión parece peor de lo que es. El niño que ha convulsionado debe ser visto por el médico a la mayor brevedad.



 

CHICHÓN.



El chichón es un bulto en la cabeza producido por un golpe y como toda inflamación el primer tratamiento de elección seria el hielo.Pero sucede que la mayoria de las veces los chichones se los producen los niños más pequeños con la consiguiente dificultad de  mantenerles por lo menos durante unos 10 minutos el hielo.Para esos casos existe un gel en stick llamado ARNIDOL, que es muy comodo de llevar en el bolso de las mamás y que se aplica inmediatamente despues de producirse el chichón y siempre que no se produzca herida abierta y que nos aseguremos previamente de que el niñ@ no es alergico a alguno de sus componentes.Impide la aparición del chichón y el hematoma.

 

 



Recomendar esta página en:

Fecha última revisión: Enero 2013

Fuentes de información.