Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

 

 

 

PREVENCIÓN ACCIDENTES EN LOS NIÑOS

PREVENCION DE ACCIDENTES EN LOS NIÑOS


Los accidentes son la causa más frecuente de consulta en los Servicios de Urgencias durante la infancia y la adolescencia. Desde antes de nacer su hijo debe ir modificando su hogar para hacerlo seguro para él, ya que durante los dos primeros años de vida es el hogar el escenario de la mayor parte de los accidentes. Cuando crezca, éstos serán más frecuentes fuera de casa: en la calle, en el colegio ...


PREVENCION DE ACCIDENTES DENTRO DEL HOGAR

Quemaduras

Vigile la temperatura del agua cuando bañe a su hijo.


No dejar nunca a su hijo solo en la bañera porque se puede ahogar con mucha facilidad y rapidez.


Proteger las estufas y radiadores, así el niño no podrá tocarlos.  Tenga cuidado con las chimeneas encendidas.


 En la cocina utilizar siempre los fuegos más próximos a la pared, y no dejar que los mangos de las sartenes y demás utensilios de cocina sobresalgan de la encimera, pues su hijo en un descuido puede cogerlos por curiosidad y quemarse con aceite hirviendo u otro producto caliente.


 No circule por la casa con líquidos calientes (café, té, etc...), porque su hijo le podría empujar sin querer y escaldarse al caerle encima el líquido que lleve.


Si está usted tomando sopa o algo caliente no tenga a su hijo en brazos, pues puede volcarse el plato, o meter la mano en él.


Cuando planche vigile que su hijo no esté cerca por que las quemaduras son muy frecuentes.


Si deja su coche al sol cubra el portabebés con una tela para que cuando coloque en él al niño no se queme, cuidado especial con las partes metálicas.


Evite las insolaciones cubriendo la cabeza de su hij@ con una gorra o sombrero y aplicandole protector solar.

Durante el verano, si se está bañando, no se olvide de aplicarle el protector solar con frecuencia pues con el agua se elimina de la piel.

Cortes o heridas producidas por objetos cortantes

Guardar en alto o bajo llave:maquinillas, las cuchillas de afeitar, tijeras, agujas, alfileres y otros objetos de costura.

 En la cocina y el comedor todos los cuchillos, tenedores y tijeras deben estar en cajones bien cerrados.

El mueble donde esté la basura y todos los armarios con vajilla u objetos de cristal deben tener cierre de seguridad.


Electrocución. Quemaduras eléctricas

 Colocar el ordenador, la televisión, y demás electrodomésticos bien pegados a la pared, de manera que su hijo no pueda tocar la zona trasera de estos aparatos, que es donde suelen estar las conexiones.

 

Ponga tapa-enchufes cubriendo todos los enchufes y no deje cables al alcance de los niños. 


Asfixia y atragantamiento.

 No acostar a su hijo en una superficie blanda tipo cojín o almohada pues se puede asfixiar, no debe tampoco acostarlo sobre una superficie envuelta en plástico pues si apoyara su boca sobre él podría ahogarse.

 

No deje ninguna bolsa de plástico al alcance de su hijo, porque si se la introdujera en la boca, o se la pusiera en la cabeza se podría asfixiar. 

 

No dejar sin recoger juguetes pequeños ni otros objetos de pequeño tamaño que su hijo pueda llevarse a la boca y atragantarse, como por ejemplo monedas.

 

Vigile que los juguetes al alcance de sus hijos no tengan piezas rotas y estén constituidos por piezas grandes. A la hora de comprar juguetes fíjese en la edad adecuada para su uso.

 

Tenga cuidado con la comida, no permita que se llene excesivamente la boca ni que coma tumbado o acostado, explíquele que no debe hablar, ni correr, ni reírse con la boca llena pues puede atragantarse.

 

Prohibido darle a niños menores de 5 ó 6 años frutos secos, pues si se atraganta con ellos puede o bien asfixiarse, o bien producírsele una lesión pulmonar por el aceite que destilan estos productos. Si tiene frutos secos en su casa, vigile que no estén al alcance de su hijo.

 

Son peligrosos también los chicles, las salchichas o los caramelos pues tienen la forma y el tamaño de la vía aérea del niño y pueden producir asfixia en caso de atragantamiento.

 

Tenga mucho cuidado con las pilas de "botón", porque se pueden asfixiar con ellas o tragárselas, y en este caso podrían producir quemaduras o intoxicaciones.

Ahogamiento

No deje a su hijo nunca solo en la bañera porque se podría ahogar con facilidad, basta con que pierda el equilibrio y sumerja su cabeza en el agua.

Si tuviera que salir del cuarto de baño para hacer otra cosa no deje a su hijo al cuidado de otro niño pues es peligroso, sáquelo de la bañera, cójalo en brazos envuelto en una toalla y haga lo que necesite.

Si tiene una piscina de plástico en su terraza vacíela siempre después del baño, si la deja llena y sin vigilancia algún niño se puede ahogar.

Nunca deje que los niños se bañen en una piscina sin su supervisión adulta ni aunque tengan manguitos o flotador. El uso de estos utensilios puede producir una sensación de falsa seguridad, pues se pueden desinflar, romper o salírsele al niño.

Envenenamientos (ingestión de medicamentos, productos de limpieza etc...)

No le diga nunca a su hijo que un medicamento es un caramelo, pues podría incitarle a cogerlo y tomárselo por su cuenta. No le administre nunca medicamentos a oscuras, pues se puede usted confundir de medicina o de dosis. Guarde siempre los medicamentos en alto y en un armario cerrado con cerradura de seguridad, pues si simplemente los pone en alto llegará un momento en que su hijo se subirá a algún mueble para alcanzarlos. Nunca lleve medicamentos en el bolso ni los deje en los cajones, recuerde que todo medicamento tomado a dosis distinta a la recomendada puede actuar como tóxico y dañar a diferentes órganos o sistemas del cuerpo.

 

Tenga especial cuidado con estas normas si tiene familiares o invitados en la casa, explíqueles estas ideas pues ellos pueden no conocerlas y producirle un daño importante sin querer a su hijo.

 

En caso de que en su casa haya plantas decorativas, averigüe si tienen partes venenosas y si es así deshágase de ellas, porque su hijo puede chupar o morder alguna.

 

Si tiene invitados y toman bebidas alcohólicas, retire los vasos rápidamente pues los niños se pueden beber los restos. Guarde las bebidas alcohólicas siempre en armarios con llave, en lugares inaccesibles para los niños.

 

Tenga mucho cuidado con los productos de limpieza, guárdelos en sus envases originales, a ser posible con tapón de seguridad, no los ponga nunca en botellas de agua o de otras bebidas pues usted o su hijo se pueden confundir y envenenarlo o envenenarse accidentalmente. Aunque muchos productos de limpieza se vendan en envases con tapón de seguridad, no se fíe, pues su hijo con un poco de tiempo puede conseguir abrirlos. Por ello estos productos, incluidos los detergentes de lavadoras y lavavajillas, así como los de jardinería o los de cosmética, deben estar en armarios con cerradura de seguridad. Acuérdese de no poner nunca insecticidas o raticidas en lugares que estén al alcance de su hijo.

Caídas y golpes.

Los niños empiezan a darse la vuelta desde muy pequeños, así que desde el mes de vida no lo deje nunca solo en una cama ni sobre ninguna superficie porque puede rodar y caerse.

 

Póngale protectores a la cuna y fíjese que la cabeza del niño en ningún caso quepa entre los barrotes. No lo abrigue mucho por la noche y que la ropa de cama pese poco de manera que su hijo se pueda mover libremente en la cuna. No lo acueste con usted pues durante el sueño usted sin darse cuenta puede aplastarlo y asfixiarlo.

 

Si su casa tiene escaleras, debe ponerle puerta de seguridad que impida el acceso (las hay desmontables). También debe instalar rejas en las ventanas, (que se puedan abrir por un adulto en caso de incendio) y aumentar la altura de la baranda de balcones y terrazas, pues su hijo no tiene ninguna conciencia de peligro y puede precipitarse desde arriba. No deje nunca macetas ni muebles junto a la baranda del balcón ni junto a las ventanas pues se puede subir a ellos para asomarse y caerse. Nunca deje a su hijo en una habitación con la ventana abierta si ésta no tiene rejas, los niños son muy curiosos y es muy peligroso, incluso aunque su hijo hasta el momento no haya sido travieso. .

 

Ponga cantoneras acolchadas en las esquinas de las mesas y de otros muebles para que no se golpee, cuidado con los objetos de cristal, porcelana, cerámica, etc..., póngalos en alto.

 

Si tiene en casa algún animal (mascota), no lo deje nunca a solas con su hijo por muy domesticado que esté, pues incluso sin querer le podría hacer daño.

 

No deje cables, cuerdas ni cintas al alcance de su hijo pues se podría ahogar, por el mismo motivo nunca debe ponerle cadenas ni cintas al cuello y tampoco cintas o bandas en la cabeza a las niñas.

 

No lo pierda de vista cuando esté en la "trona" o en el cochecito pues puede caerse y golpearse en la cabeza, recuerde que en esa fase su hijo debe estar siempre vigilado. Elimine, en suma, todas las cosas con las que se pueda hacer daño y no lo pierda de

vista. Una vez eliminados los peligros y sin dejar de observarlo por si acaso, permítale que explore, para ir poco a poco dándole autonomía pero sin sacrificar nunca la seguridad.



Recomendar esta página en:

Fecha última revisión: Enero 2013

Fuentes de información.