Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

PEDICULOSIS.


 

PEDICULOSIS.

SIGNOS.

TRATAMIENTO.

PREVENCIÓN.

COMO PREVENIR LA REINFESTACIÓN.

PEDICULOSIS (PIOJOS).

Los piojos o Pediculosis son unos insectos parasitarios diminutos y desprovistos de alas que proliferan en el cabello de los seres humanos y se alimentan de cantidades sumamente pequeñas de sangre que extraen del cuero cabelludo. Por mucho asco que puedan dar, los piojos son un problema muy habitual, sobre todo entre niños de tres a 12 años (más frecuentes en las niñas que en los niños).

Los piojos no son peligrosos y no transmiten ninguna enfermedad, pero son contagiosos y pueden resultar muy molestos. Sus picaduras pueden provocar picazón e inflamación en el cuero cabelludo, y el rascado persistente puede provocar irritación cutánea e incluso infecciones en las áreas afectadas.

Se debe tratar lo antes posible los piojos en cuanto se recibe el diagnóstico, puesto que se pueden contagiar fácilmente entre personas.

Podemos encontrarnos con:

  • Huevos de piojo (denominados Liendres). Tienen el aspecto de puntitos amarillos, marrones o de color mostaza. . Las liendres parecen una especie de caspa, con la salvedad de que no se pueden eliminar simplemente cepillando o sacudiendo el pelo. A menos que la infestación sea considerable, es más frecuente ver liendres en el pelo de un niño que piojos vivos moviéndose por su cuero cabelludo. Los huevos de piojo eclosionan al cabo de entre una y dos semanas de la puesta. Después, la cáscara externa se ve blanca o transparente y sigue firmemente adherida a la hebra de cabello. Esta es la etapa en que resulta más fácil detectar los piojos, ya que, al crecer el cabello, las cáscaras de las liendres se desplazan hacia el exterior, alejándose del cuero cabelludo
  • Piojos adultos. Los piojos adultos no son más grandes que las semillas de sésamo y su color oscila entre el blanco tirando a gris y el canela. La mayoría de los piojos se alimentan de sangre varias veces al día, pero pueden sobrevivir hasta dos días fuera del cuero cabelludo.

Signos de que un niño tiene piojos

Los signos mas característico que nos hacen sospechar de infestación por piojos son:

  • Rascado. Cuando los piojos muerden el cuero cabelludo para alimentarse, viene la picazón y el consecuente rascado. En realidad, se trata de una reacción a la saliva de los piojos. De todos modos, la picazón no siempre empieza de forma inmediata, dependiendo de lo sensible que sea a los piojos la piel del niño. A veces, los niños tardan varias semanas en empezar a rascarse. No obstante, pueden quejarse de que tienen cosas moviéndose o haciéndoles cosquillas por la cabeza.
  • Bultos rojas tipo pápula provocadas por el rascado. A algunos niños la piel del cuero cabelludo se les irrita solo levemente, pero hay otros que desarrollan erupciones más molestas. Rascarse en exceso puede provocar infecciones bacterianas (la piel se enrojece y se vuelve sensible al tacto, pudiendo formarse costras y haber supuración, lo que a veces va acompañado de inflamación de los ganglios linfáticos).
  • Tal vez pueda ver piojos o liendres separando el cabello de su hijo e inspeccionando con un peine de dientes finos (liendrera) su cuero cabelludo, detrás de las orejas y cerca de la nuca.

 

Tratamiento

Es posible que el pediatra de su hijo le recete un champú, crema o loción formulados médicamente para matar piojos. Los tratamientos contra los piojos formulados médicamente suelen exterminar tanto a los piojos como a sus huevos, pero la picazón puede tardar varios días en desaparecer. En el caso de piojos muy resistentes, es posible que también deban recetarse medicamentos por vía oral.

Estos productos son insecticidas por lo tanto es muy importante seguir las instrucciones del pediatra al pie de la letra. Si aplicamos estos medicamentos en cantidades excesivas o demasiado a menudo puede aumentar el riesgo de lesiones.

El tratamiento puede no ser eficaz si no se aplica correctamente o si los piojos se han vuelto resistentes al medicamento utilizado. Después del tratamiento, es posible que se recomiende extraer los huevos con la ayuda de una liendrera y repetir el tratamiento al cabo de siete a diez días para exterminar a los piojos de reciente eclosión.

Prevención

Tener piojos no es ningún signo de suciedad o falta de higiene. Estos molestos bichitos pueden atacar a niños de todas las edades y niveles socioeconómicos, independientemente de lo a menudo que se laven el pelo o se bañen.

Se pueden adoptar las siguientes precauciones:

  • Evitar el contacto cabeza-cabeza con otros niños cuando esté en su centro educativo (en el gimnasio, el patio del recreo o cuando practique algún deporte) y cuando juegue en casa con sus amigos.
  • No compartir peines, cepillos, gorros, bufandas, pañuelos, cintas, hebillas, clips, toallas, cascos u otros artículos de uso o aseo personal con otras personas, independientemente de que tengan o no piojos.
  • No acostarse sobre ropa de cama, almohadas ni moquetas que hayan sido utilizadas hace poco por alguien que tiene piojos.
  • Examinar cada tres o cuatro días a todos los miembros de la familia que hayan tenido contacto directo con personas que tienen piojos.

Cómo prevenir la reinfestación

  • Lavar toda la ropa de cama y de vestir que haya llevado recientemente cualquier miembro de la familia que tenga piojos con agua muy caliente (54,4 ºC) y luego, si se dispone de secadora, secarla utilizando un ciclo caliente durante por lo menos 20 minutos.
  • Lavar en seco la ropa de cama, los peluches y los juguetes de felpa que no se puedan lavar con agua y jabón. O guardarlos en bolsas herméticas durante dos semanas.
  • Pasar la aspiradora por todas las alfombras y moquetas, así como por los muebles tapizados (tanto en casa como en el coche).
  • Poner en remojo (en alcohol o un champú contra los piojos formulado médicamente) los utensilios relacionados con el cuidado del cabello, como peines, cepillos, hebillas, gomas y cintas de pelo, durante una hora. También puede lavarlos con agua caliente.

Puesto que los piojos se contagian fácilmente de una persona a otra en el entorno doméstico, todos los miembros de la familia infestados y sus compañeros íntimos deberían tratarse para prevenir posibles reinfestaciones.

Recomendar esta página en:

Fecha última revisión: Enero 2013

Fuentes de información.