Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

LA HIGIENE DEL BEBÉ.


 

ASEO E HIGIENE DE:

cordón umbilical, zona del pañal, cabeza.....

Durante la hora del baño del bebé se tiene la oportunidad de abrazar al bebe, acariciarlo y reforzar los vínculos afectivos. Es un tiempo para disfrutar aunque al principio el baño puede causar un poco de inquietud y nerviosismo pero con el tiempo será una de las actividades que más disfrutan padres e hijos.

Para que el baño sea una experiencia alegre es importante crear un ambiente tranquilo, relajado y seguir una serie de normas básicas:

 

Se puede bañar al bebé todos los días desde el primer día de vida, ya que no importa que se moje el ombligo y no hay que esperar a que se caiga.

Se recomienda que el baño sea todos los días a la misma hora, y si se baña al bebé antes de la última toma le ayudara a relajarse y dormirá mejor.

Los bebés pierden calor corporal muy rápidamente por lo que será conveniente mantener la habitación caldeadas, sin corrientes y a una temperatura agradable.

La temperatura del agua deberá rondar los 35ºC - 36ºC

Nunca dejar al bebé solo en la bañera ni en el cambiador.

 

Debemos tener preparadas todas las cosas que utilizaremos para no tener que movernos una vez que el bebé esta dentro de las bañera.

 

Bañera llena de agua a 35ºC - 36ºC.

Toalla grande y suave con capucha.

Manopla suave.

Gasas.

Champú para bebés.

Jabón liquido para bebés.

Aceite o loción hidratante para después del baño.

Pañal y ropa limpia.

Arrullo o mantita.

Cepillo suave para el pelo y colonia de bebés.

 

EL ASEO DEL BEBÉ

 

El aseo del bebé debe tener distintos pasos y dedicarles el tiempo necesario a cada uno:

 

LOS OJOS

Mientras se sujeta la cabecita del bebé, usamos una gasa empapada en suero fisiológico o agua y pasársela suavemente por los ojos. Utilizar una gasa para cada ojo.

 

LA CARA

Con una toalla o una manopla suave limpiaremos suavemente alrededor de la boca, la nariz y el resto de la cara, siempre desde el centro hacia afuera y con agua limpia.

Limpiar bien la parte posterior de las orejitas y los pliegues del cuello, después secarlo con una toalla con pequeños toquecitos y cuidando de secar bien los pliegues.

Nunca introducir bastoncillos en las orejas o fosas nasales del bebé solo limpiar las partes visibles.

 

EL PELO

Envolver al bebé en una toalla y colocar tu brazo bajo la espalda del bebé y tu mano en la base del cuello sosteniéndole la cabeza. Con la mano libre moja el pelo del bebé y aplícale una pequeña cantidad de champú para bebés. Practica un suave masaje por toda la cabeza y aclara. Secar con suavidad con una toalla y cubrirle la cabeza con la toalla o con la capucha de esta.

 

EL CUERPO

Lavar el cuerpo del bebé con jabón líquido especial para niños utilizando la mano o una manopla suave. Lavar el cuerpo del bebé desde el cuello hasta la cintura pasando por los brazos y las manitas. Aclararlo bien y secarlo mediante presiones o toquecitos suaves.

No hay que olvidar de aclara y secar bien todos los pliegues del bebé para prevenir humedades que provoquen irritaciones cutáneas.

 

LA ZONA DEL PAÑAL

El cuidado de la zona del pañal es especialmente importante porque es muy sensible a irritaciones y escoceduras, para evitarlas debemos cambiar el pañal con frecuencia y lavar los genitales del bebé.

Podemos lavar la zona del pañal con agua templada y jabón o también se pueden utilizar toallitas húmedas En las niñas siempre se debe limpiar de delante hacia atrás para que no se introduzcan residuos de heces en los genitales y así prevenir la aparición de infecciones.

Se debe aplicar una capa fina de crema en los pliegues del pañal y en el culito del bebé para protegerle de la humedad y las rozaduras ocasionadas por el pañal.

 

EL CORDON UMBILICAL

Para limpiar el cordón umbilical cogeremos una gasa estéril empapada en solución antiséptica o alcohol de 70ºC y daremos unos pequeños toques en la base del cordón, después secaremos bien con una gasa seca con pequeños toquecitos. Secarlo bien es fundamental.

Para cubrir el cordón cogeremos una gasa seca y la enrollaremos en el cordón o simplemente lo tapamos con ella pero siempre debe estar la gasa seca. Nunca enrollar una gasa mojada en alcohol en el cordón pues la piel de alrededor del cordón podría sufrir que madura o lesiones.

Consultar al pediatra si observa que el cordón esta blando, maloliente, supura o si la piel de alrededor esta roja o inflamada.

 





Fecha última revisión: Enero 2013

Fuentes de información.

Recomendar esta página en: