Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

PATOLOGÍA NO SEXUAL


 

HIPERPLASIA BENIGNA DE PROSTATA.

CÁNCER DE PROSTATA.

CÁNCER TESTICULAR.

 

ENFERMEDADES NO SEXUALES MÁS COMUNES EN EL HOMBRE.


HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA (HPB).


La HBP es un agrandamiento no canceroso de la glándula prostática cuya prevalencia aumenta progresivamente con la edad. Sus causas más corrientes son el envejecimiento y la presencia de andrógenos u hormonas sexuales masculinas. El crecimiento de la próstata se suele acompañar de síntomas obstructivos como micción vacilante o intermitente, disminución de fuerza y adelgazamiento del calibre del chorro urinario, síntomas irritativos como disuria (dolor, molestia o sensación urgente que se presenta al orinar), frecuencia urinaria, nicturia (aumento de la frecuencia urinaria nocturna), y urgencia por ir al baño.

Los enfermos asintomáticos rara vez requieren tratamiento. Por otro lado, para aquellos que tengan complicaciones derivadas de la enfermedad, el mejor tratamiento posible es someterse a cirugía prostática para la extirpación de la glándula.


CÁNCER DE PRÓSTATA.


Es el que se desarrolla en uno de los órganos glandulares del sistema reproductor masculino llamado próstata. La próstata es la glándula sexual del hombre encargada de producir el semen. Es del tamaño de una nuez y se encuentra debajo de la vejiga de la orina, rodeando a la uretra.És de evolución lenta y se desarrolla más frecuentemente en individuos mayores de 50 años.

Se puede deber a factores geneticos, hormonales, infecciosos o ambientales.En los que más podemos incidir nosotros mismos son los factores ambientales, intentando evitar la exposición al humo del escape de los automóviles, la polución del aire, el cadmio, los fertilizantes y sustancias químicas en las industrias de la goma, imprenta, pintura y naval pero sobre todo consumiendo una dieta equilibrada baja en grasas y rica en verduras, frutas y cereales. Parece que las vitaminas y los suplementos minerales pueden disminuir el riesgo de padecerlo así como los antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina y el ibuprofeno, tomados diariamente se asocian con una menor incidencia de cáncer de próstata en varones de 60 años o más.

El cáncer de próstata precoz normalmente no produce síntomas y se detecta por una elevación del PSA en los analisis clinicos o realizando un tacto rectal. La presencia de síntomas como : disuria(dolor al orinar) , tenesmo vesical(deseo imperioso de orinar que obliga a hacerlo constantemente), polaquiuria(aumento de la frecuencia) y nocturia(aumento de la frecuencia por la noche), retención de orina, goteo y hematuria(sangre en la orina) terminal es indicativo de que se halla en una fase avanzada.. El inicio brusco y la progresión rápida de los síntomas obstructivos urinarios en hombres del grupo de edad adecuado, tiene muchas probabilidades de ser causado por un cáncer de próstata.


Tratamiento y efectos secundarios.


Cirugía .

El tratamiento quirúrgico puede provocar malestar los primeros días después de la operación, sensación de cansancio y debilidad. La impotencia y la incontinencia urinaria son, sin duda, los efectos secundarios más molestos para el paciente.

Radioterapia .

El paciente puede padecer la sensación de cansancio profundo, impotencia, caída del cabello, tener diarrea y/o padecer dolor al orinar. La radioterapia externa puede provocar también el enrojecimiento, sequedad y flacidez de la parte de la piel tratada.

Terapia hormonal .

Suele producir la pérdida de apetito sexual, impotencia o aumentos súbitos de temperatura.

Terapia biológica.

Algunos de sus efectos secundarios son la fiebre, dolor en los músculos, debilidad corporal, pérdida de apetito, náuseas, vómitos o diarrea.

 

 

CÁNCER TESTICULAR.


Cáncer que se desarrolla en uno o ambos testículos, aunque también se puede manifestar inicialmente en el abdomen o en el tórax. Más del 90 % de los cánceres de testículo se desarrollan en las células germinativas. La mayoría de los cánceres de las células germinativas testiculares comienzan como una forma no invasiva (sólo afecta a la superficie del testículo en sí) llamada carcinoma in situ. Aproximadamente unos cinco años después, este carcinoma degenera en la forma invasiva, penetrando en los tejidos adyacentes y propagándose a otras partes del cuerpo humano.El cáncer de testículo es uno de los más curables de todos si se detecta pronto.

Causas:                                                                                                                                                           Se desconoce la causa pero puede deberse a :                                                                                                                                                  Una criptorquidia.(Los testículos del feto no descienden hasta el escroto desde el abdomen. En otros casos, el testículo comienza el descenso, pero queda trabado en el área de la ingle).    

Una historia familiar de cáncer testicular. Es un tipo de cáncer que se suele presentar en varios casos de la familia, casi nunca sólo en un individuo de la misma.                                                        

 La profesión puede ser un factor de riesgo, si es que el individuo se ve expuesto continuamente a ciertos productos químicos (carbón, petróleo, gas, curtidos, licores, etc...) o si se expone de forma prolongada a temperaturas de frió o calor extremas.                                                           

El riesgo de padecer este tipo de cáncer es mayor entre los infectados por el HIV, o que han desarrollado el sida. Otras infecciones no se han podido relacionar, como tampoco el hecho de haber padecido lesiones testiculares.                                                                                                     

El carcinoma in situ no produce masa ni provoca síntomas, pero casi siempre deriva hacia un cáncer. Asimismo, el hecho de haber desarrollado cáncer en un testículo es un factor de riesgo alto de desarrollarlo en el otro testículo.


La gran mayoría de los casos de cáncer de testículo es detectado por el propio paciente. No produce síntomas generales que puedan hacer sospechar de un problema médico, como fiebre o dolor. Dado que el cáncer de testículo es curable cuando se detecta precozmente, los expertos recomiendan la realización mensual de la autoexploración testicular tras una ducha caliente, cuando el escroto está más relajado. Primero se debe examinar cada testículo por separado palpando suavemente con los dedos de ambas manos en busca de bultos alrededor de toda la superficie. A lo largo de toda la parte posterior del testículo y de consistencia blanda se encuentra en epidídimo que es donde se recogen los espermatozoides, y que no hay que confundirlo con un bulto. En la parte superior se encuentra el cordón espermático. Después de examinar cada testículo se comparan ambos..

Los síntomas incluyen:

  • un pequeño bulto fijo en el propio testículo, generalmente indoloro
  • pequeño dolor o pesadez en un testículo (sin haber recibido nigún golpe reciente)
  • una repentina acumulación de fluido en el escroto
  • ligero agrandamiento o molestias en los pezones o en los pechos
  • dolor sordo en el bajo vientre o la ingle
  • aumento o disminución significativos del tamaño de un testículo

Cualquiera de esos síntomas deberian ser consultados con el médico, a ser posible el urólogo, lo antes posible, aunque en sí mismos no son un signo seguro de cáncer.

El diagnóstico del cáncer de testículo se realiza mediante ultrasonidos con una ecografía de los testículos, y si lo hay, su extensión por rayos X y TAC. En caso de un diagnóstico dudoso, la ecografía debería ser realizada antes de 2 semanas. Además en un análisis de sangre se miden los marcadores tumorales específicos AFP, GCH-β, (y LDH) que proporcionan mayor evidencia sobre el tipo de tumor y su extensión.



 

Fuentes de información.

Fecha última revisión: Enero 2013

Recomendar esta página en: