Centro médico Ssysna ESPECIALISTAS en el TRATAMIENTO del CÓLICO del LACTANTE.
La mejor salud en Talavera de la Reina Talavera de la Reina
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Sello de calidad Medicina 21
colegios de enfermería Accede a todos los Colegios Oficiales de Enfermería de España

INSTRUCCIONES PARA LA RECOGIDA DE MUESTRAS.Aquí.

Pagina de Inicio

Agregar a favoritos

site search by freefind

Si no puede ver algún documento en formato PDF, aquí puede descargarse el programa gratis.

GOTA


 

TABLA DE ALIMENTOS PERMITIDOS Y LIMITADOS.

GOTA.

BREVES NOCIONES DE LA ENFERMEDAD.

SINTOMAS Y TRATAMIENTO.

.

 

 

TABLA DE ALIMENTOS PERMITIDOS Y LIMITADOS EN LA GOTA 

 

 

ALIMENTOS

PERMITIDOS
(A diario)

A LIMITAR
(2-3 veces/sem)

NO PERMITIDOS
(Desaconsejados)

CARNES Y HUEVOS

Pollo, pavo, ternera y en general carnes con poca grasa. Huevos.

Los que no figuran en los otros apartados

Vísceras (hígado, corazón, riñones, sesos, mollejas, lengua) y carnes grasas (cerdo, cordero)

EMBUTIDOS

Embutido de pavo y pollo

Jamón

Todos los embutidos grasos

PESCADO, MARISCOS

Lenguado, gallo, merluza (pescado blanco), bacalao

Pescado azul (sardinas, anchoas, boquerones), salmón, rodaballo

Huevas de pescado, gambas, langostinos, cangrejo, mariscos

SOPAS Y SALSAS

Caldos de verduras, consomés de carne poco grasos

Mayonesa, ajo, aceite

Caldos de carne grasos, extractos de carne, caldo de cubitos, salsas a base de mantequilla

ACEITES Y GRASAS SÓLIDAS

Preferentemente aceite de olive. Aceite de semillas (girasol, maíz)

  

Manteca de cerdo, sebo, tocino, nata

VERDURAS, FRUTAS, LEGUMBRES

Todo tipo de verduras, ensaladas y frutas, excepto los indicados a continuación.

Espárragos, champiñones, setas, puerros, rábanos, espinacas, coliflor, guisantes, habas, tomates, legumbres

  

LÁCTEOS

Leche desnatada, yogur y quesos no grasos

Leche entera, natillas, cuajada

Quesos grasos

CEREALES

Harina, arroz, sémola, pastas alimenticias, germen de trigo y salvado, patatas, pan y galletas integrales

Tartas, hojaldres, pastelería y bollería industrial

   

AZÚCAR Y DULCES

Si hay sobrepeso: edulcorantes

Azúcar refinado, miel, fructosa chocolate

  

FRUTOS SECOS

Pueden consumirse crudos salvo los cacahuetes

Cacahuetes, frutos secos fritos

   

BEBIDAS

Té, café, infusiones, zumos naturales, agua mineral

    

Alcohol en todas sus graduaciones

ESPECIAS, CONDIMENTOS

Todos

  

  





 QUE ES LA ENFERMEDAD DE LA GOTA.

 

 

La gota es una enfermedad que se caracteriza por episodios bruscos de dolor intenso, hinchazón, enrojecimiento, gran sensibilidad al tacto y aumento de la temperatura local, en una o más articulaciones debido al depósito de sales de urato en el interior de las mismas.

 

La inflamación de las articulaciones en la gota se debe a que se forman en su interior microcristales de una sal de ácido úrico.

Los ataques de inflamación son una consecuencia de la presencia de estos cristales en la articulación, y nunca ocurren en su ausencia. A su vez, para que se formen cristales de urato es necesario que los niveles de ácido úrico en la sangre estén elevados, lo que se conoce como hiperuricemia; en todo caso, aunque la hiperuricemia es frecuente, solamente una minoría de las personas que la tienen, llegan a formar cristales y padecer gota.

Ahora sabemos que, en las personas con gota, la persistencia del ácido úrico elevado hará que cada vez haya más ataques, y que se afecten cada vez más articulaciones. Por el contrario, si mediante tratamiento los niveles de ácido úrico se reducen a valores normales, los cristales lentamente se van disolviendo hasta llegar a desaparecer, y con ellos la posibilidad de sufrir nuevos ataques de gota.


SÍNTOMAS.

 

Esencialmente la gota produce inflamación articular, casi siempre en forma de artritis aguda de una sola articulación; esto es, una articulación pasa en pocas horas de estar asintomática a inflamarse intensamente; al inflamarse la articulación se hincha, su superficie puede enrojecerse, y desde luego se vuelve casi siempre intensamente dolorosa y su función se hace dificultosa por el propio

dolor. Algunas veces la inflamación puede ser menos intensa y las molestias más llevaderas.

Las articulaciones en las que se puede sufrir ataques de gota son diversas, pero las más habituales son las de la base del dedo gordo del pie, el empeine, tobillo, rodilla, muñeca o alguna articulación de los dedos de la mano.

Aunque popularmente la gota se asocia a inflamación en el dedo gordo del pie, frecuentemente la gota comienza en otra localización.

Existen tratamientos muy eficaces que lo resuelven con rapidez. Aunque en sus comienzos los ataques de gota suelen ocurrir muy espaciados unos de otros, y con grandes temporadas entre ataques sin síntomas de ningún tipo, suele ocurrir que, más adelante, los ataques son más frecuentes, afectan a nuevas articulaciones y pueden inflamarse varias articulaciones a la vez, llegando la inflamación a ser persistente y durar mucho tiempo.


TRATAMIENTO.

 

La gota es una enfermedad con un tratamiento actualmente muy eficaz. Debe enfocarse como dos problemas independientes:

 

• Tratamiento del ataque agudo de gota.

• Tratamiento del aumento del ácido úrico en sangre (hiperuricemia).

 

Los ataques de gota:

Los ataques de gota suelen ser muy dolorosos y precisan medicación. El reposo es necesario mientras se espera la atención médica, y analgésicos comunes como el paracetamol pueden aliviar algo el dolor. Los antiinflamatorios suelen reducir rápidamente la inflamación articular, y son prescritos habitualmente.

 

El tratamiento de la hiperuricemia: Se debe recomendar abstinencia del alcohol (particularmente de la cerveza, que además contiene purinas que se pueden metabolizar en ácido úrico)y dieta con calorías adecuadas. Cuando un obeso con hiperuricemia reduce su peso al deseable su nivel de ácido úrico puede normalizarse. Por otro lado, en este grupo de obesos con hiperuricemia, suele haber además altos niveles de lípidos (colesterol y triglicéridos) en sangre, mayor frecuencia de hipertensión, y mayor riesgo de enfermedad coronaria. Las ventajas de adelgazar y restringir el alcohol son, por tanto, múltiples.

 

La reducción del ácido úrico no impide que continúen los ataques de gota, ya que éstos pueden seguir mientras persistan cristales de ácido úrico en la articulación (puede haber ataques de gota con ácido úrico muy bajo en sangre). Pero los ataques cesan por completo una vez que todos los cristales de ácido úrico de la articulación se han disuelto. Y esto puede requerir un tiempo prolongado de tratamiento con fármacos (variable de persona a persona, pero generalmente superior a un año).

 

 

Fecha última revisión: Enero 2013

Fuentes de información.

Recomendar esta página en: